El nombre que tomó desde ayer Jorge Bergoglio como máxima autoridad de la Iglesia católica proliferó erróneamente en todo el mundo, ya que Francisco I, tal como figuraba incluso en medios de comunicación, no es la denominación correcta.

A través de un comunicado, la Santa Sede indicó que el cardenal Bergoglio recién será llamado Francisco I cuando exista un Papa que use nuevamente el nombre de Francisco.“Será Francisco I después que tengamos un Francisco II”, señaló el voceroFederico Lombardi.

La aclaración también fue publicada por el Vaticano en su sitio web oficial. “El cardenal Jorge Mario Bergoglio ha sido elegido Sumo Pontífice, 265, sucesor de Pedro, tomando el nombre de Francisco”, expresa la página.

Con esta elección concluyen cuatro agitadas semanas en la historia moderna de la Iglesia después de la renuncia inesperada de Benedicto XVI, alegando “falta de fuerzas”, un hecho sin precedentes en los últimos siete siglos.

El nuevo pontífice, que no pertenece al polémico engranaje vaticano, deberá responder a los escándalos que estallaron durante el último pontificado, como el de los abusos sexuales a menores o el caso “VatiLeaks” de filtración de documentos confidenciales del pontífice que terminaron por revelar una trama de abuso de poder en la Curia, el gobierno central del Vaticano.